Economía

Ecuador iniciará programa piloto para medir desnutrición infantil

Ecuador iniciará programa piloto para medir desnutrición infantil

Ecuador tiene previsto poner en marcha en diciembre un programa piloto para medir la incidencia de la desnutrición crónica infantil (DCI), que se estima que puede situarse en torno al 30 %, anunciaron este martes 9 de noviembre de 2021 las autoridades.

En un conversatorio para dar a conocer la estrategia nacional para combatir este problema, el secretario Técnico de Ecuador Crece Sin Desnutrición Infantil, Erwin Ronquillo, avanzó que el proyecto incluirá el despliegue de brigadas y una intervención a escala nacional a partir de febrero de 2022.

“El (programa) piloto nos va a servir para medir el avance de las brigadas, para poder prepararnos para hacer una intervención adecuada”, acotó sobre una estrategia que incluirá “barridos” por diferentes áreas de la geografía ecuatoriana.

La lucha contra la DCI es una de las principales metas que se ha fijado el Gobierno del mandatario Guillermo Lasso que preside un Comité Intersectorial sobre esta temática, con el foco puesto en casos de éxito regional como el de Perú, que ha logrado rebajar en más de tres lustros unas cifras similares a las ecuatorianas hasta situarse en la actualidad en torno al 11 %.

El denominado “Plan Estratégico Ecuador Crece sin Desnutrición Infantil” tiene por objetivo a corto plazo disminuir en 6 puntos porcentuales la prevalencia de DCI en menores de 2 años hasta mayo de 2025, cuando concluye el mandato del actual Gobierno, y situar ese índice en el 10 % para 2030.

El índice de DCI en Ecuador más reciente que se tiene data de 2018, cuando era del 27,2 % en menores de 2 años, pero las consecuencias nocivas de la pandemia de covid-19 pueden haberlo elevado hasta el 30 %, según estimaciones de Unicef.

Para ello, la Secretaría ecuatoriana plantea un enfoque intersectorial de prevención mediante la entrega de servicios sociales en paquetes priorizados de ayudas, condicionados a controles prenatales y posteriores al nacimiento, que garanticen un seguimiento y evolución de la situación de los infantes.

La población objetivo comprende 367 996 madres gestantes y menores de 2 años.

“Queremos asegurarnos que el MIES (Ministerio de Inclusión Económica y Social) pueda fortalecer sus sistemas de protección dirigidos a madres gestantes y a niños hasta los 2 años, y que el MSP (Ministerio de Salud) pueda mejorar sus centros con los instrumentos de medición y hacer llegar insumos”, recalcó Ronquillo.

Se trata de suministrar vitaminas y nutrientes básicos como ácido fólico, hierro y vitaminas a las embarazadas, y micronutrientes esenciales a los menores en sus primeras etapas de vida, cuando se detecta que sufren DCI.

El plan estratégico cuenta con un presupuesto anual de 72 millones de dólares, ha sido elaborado con la participación de la cooperación internacional y tiene el respaldo financiero de organismos multilaterales, manifestó el consejero presidencial, Luis Enrique Coloma.

Asimismo, el Ejecutivo ecuatoriano aspira a establecer un fondo con recursos suficientes que permitan sostener la estrategia en el largo plazo y convertir esta problemática en una cuestión de Estado.

“La finalidad del presidente es dejarle a las futuras generaciones el problema financiero lo más solucionado posible”, concluyó Ronquillo.