Mundo

López Obrador reconoce que las relaciones con España no están "tan bien como quisiéramos"

López Obrador reconoce que las relaciones con España no están

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ha defendido este domingo la elección de Quirino Ordaz Coppel como nuevo embajador en España y ha reconocido que las relaciones con Madrid no están "tan bien como quisiéramos".

"Planteamos a la monarquía (que) se disculpara, pero se sintieron ofendidos", ha explicado López Obrador durante un acto en la presa Picachos, cerca de Mazatlán, en la costa de Sinaloa.

Con España "tenemos buenas relaciones, a veces no como quisiéramos, con malosentendidos, pero yo aspiro a que se restablezcan por completo las buenas relaciones con España, porque soy un admirador del pueblo español, un pueblo trabajador, honesto, progresista, un pueblo que respeto mucho", ha añadido.

Este restablecimiento debe hacerse "a partir del respeto mutuo". "Que no nos vean como actuaban, porque se los permitían, los gobiernos neoliberales. Que no nos vean como tierra de conquista", ha apuntado.

"Vamos a cumplir con todo el procedimiento. Hay que solicitar el beneplácito del gobierno de España" para el nuevo embajador y después pedir al Senado mexicano que lo ratifique, ha explicado.

Ordaz ese el gobernador saliente del estado de Sinaloa por el opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI). El 31 de octubre dejará el cargo a Rubén Rocha, del oficialista Movimiento Regeneración Nacional (MORENA).

"Quirino ha hecho un buen trabajo en este estado. Ha tenido buena coordinación con el Gobierno federal, con el gobierno que encabeza y nos va a representar, considero, de manera digna en España", ha señalado.

REEMPLAZO POR JUBILACIÓN

López Obrador ha destacado que se abre una "etapa nueva" en las relaciones con Madrid. "Pienso que es oportuno que se lleve a cabo este cambio. La embajadora (María Carmen Oñate Muñoz) es una mujer extraordinaria. Estaba de cónsul en Barcelona, pasó a ser embajadora de México en España. Ya va a jubilarse (...). La embajadora Oñate es de primera", ha remachado.

Por su parte, el Ministerio de Relaciones Exteriores ha agradecido el trabajo y desempeño de la embajadora Oñate Muñoz al frente de la Embajada mexicana en Madrid. "La embajadora Oñate había comunicado desde hace meses su decisión de retirarse, por lo que esta cancillería le expresa su reconocimiento a su destacada carrera de 42 años en el servicio diplomático y le extiende sus mejores deseos para el futuro", señala el comunicado.

El cambio se da después de que el agregado cultural de la Embajada mexicana en España, Jorge F. Hernández, fuera destituido en agosto por el jefe de la diplomacia cultural, Enrique Márquez, quien renunció al cargo a los pocos días.

Imprimir