Mundo

Presos en Estados Unidos fueron castigados con la canción Baby Shark

Presos en Estados Unidos fueron castigados con la canción Baby Shark

Personas que estaban privadas de la libertad en el estado de Oklahoma, en Estados Unidos, denunciaron que fueron torturados con la canción Baby Shark, según informó el diario local ‘The Oklahoman’. Los exinternos Daniel Hendrick, Joseph Mitchell y John Basco emitieron una demanda en contra de los guardias por usar el tema infantil para causales daños psicológicos.

Este hecho sucedió en el 2019, en eventos separados, cuando dos reclusos fueron llevados a una habitación esposados, donde por cuatro horas les pusieron la canción de niños.

En la medianoche del 30 de noviembre de 2019, los oficiales del centro escoltaron a Mitchell a otra habitación vacía y lo forzaron a escuchar Baby Shark en un bucle durante varias horas, según la demanda federal. Lo mismo sucedería con varios reos más, pero en diferentes ocasiones.

Brandon Newell otro prisionero que también fue identificado como victima de esta tortura no se unió a la demanda, después que lo encontraran culpable de asesinato en primer grado y sentenciado a cadena perpetua, indicaron medios locales.

Por otro lado, los carceleros Christian Charles Miles y Gregory Cornell Butler Jr. dimitieron durante una investigación interna. Por su parte, el teniente Christopher Raymond Hendershott se retiró.