Nacional

Come Queso quedó 'fulminado' en la vía

Come Queso quedó 'fulminado' en la vía

“No solo te arrancaron la vida a ti, también me la arrancaron a mí”, gritó Zully Ayoví mientras lloraba y abrazaba el cadáver de su hermano Álvaro Luis Castro Ayoví, quien fue acribillado en el barrio Nueve de Octubre del cantón Camilo Ponce Enríquez, provincia del Azuay.

Ella estaba realizando sus quehaceres domésticos cuando a las 14:00 del miércoles 12 de enero recibió una llamada de un agente policial, quien le informó que habían matado a su ñaño.

Rápidamente avisó a sus demás familiares y salió de su casa ubicada en la parroquia Río Bonito, del cantón orense El Guabo, para confirmar el comunicado.

Geanella, otra de las hermanas, llegó al sitio y al ver que un grupo de personas rodeaba la cinta de peligro, la cruzó a toda prisa y se lanzó para también corroborar la noticia. Alzó la sábana que cubría el cadáver y confirmó la desgracia. En ese momento se quedó en estado de shock: callada, sin llorar y mirando al vacío.

Los agentes que llegaron no pudieron hacer nada para resguardar el área, pues los familiares del hombre asesinado, de 34 años de edad y a quien conocían como Come Queso, se lanzaron al cuerpo, modificando la escena donde estaban los indicios.

Personal de la Dirección de Muertes Violentas de Azuay indicó que Castro se trasladaba en una motocicleta cuando fue interceptado por dos personas que circulaban en un vehículo de similares características.

Testigos aseguraron que Come Queso intentó huir acelerando la marcha de la moto, pero las balas impactaron en su cuerpo y cayó al piso, donde lo remataron.

Zully Ayoví dijo a los investigadores que Álvaro salió de casa a comprar medicamentos en el cantón Ponce Enríquez, pero no sabía si tenía problemas o estaba amenazado. (DAD)