Nacional

ID y Pachakutik: dos fuerzas políticas que resurgen ¿a dónde irá su electorado?

ID y Pachakutik: dos fuerzas políticas que resurgen ¿a dónde irá su electorado?
El panorama ha cambiado para la Izquierda Democrática y para el Movimiento de Unidad Plurinacional Pachakutik desde la última elección. Xavier Hervas en su primer round electoral ha logrado el 15,68% de la votación nacional, y Yaku Pérez,  aún impugnando resultados, ha alcanzado el 19,39%. Un escenario muy alejado a 2017, donde ambos partidos junto a Unidad Popular se aliaron para respaldar  al entonces candidato presidencial Paco Moncayo, quien obtuvo el 6,71% de votación nacional. Así lograron ubicarse en el cuarto puesto del tablero, pero con aceptación baja a pesar de unir fuerzas. Por ejemplo, en las tres provincias donde se centró su electorado fue en Cotopaxi (19,50%), Orellana (12,03%) y Tungurahua (11,13).
Aunque el matrimonio entre las dos fuerzas políticas falló hace cuatro años, esta vez por separado, han logrado consolidar un electorado que será disputado entre Andrés Arauz y Guillermo Lasso. Pero ¿cuál fue la fórmula? Arianna Tanca, politóloga y analista, manifiesta que “lo que han hecho estos partidos es adaptarse a las circunstancias, hay muchas personas que recién se enteran de la existencia de ambos, lo que hicieron es adaptar  su discurso al contexto que se está viviendo”, resalta. Es que a pesar de que su popularidad ha repuntado en este balotaje, la historia de la ID se remonta a 1968 con su principal líder político el expresidente Rodrigo Borja. Mientras que, años más tarde, en 1995, fue fundado Pachakutik. “La pieza clave es que ambos partidos apostaron por líderes que surgieron la imagen de cada uno”, apunta Tanca.
Lo que ha cambiado
Por ejemplo, en Azuay, en el año 2017 no alcanzaron ni el 10% de votación. En estas elecciones, Pachakutik en la misma provincia obtuvo 42,14%,  mientras que la ID el 15,05% ubicándose como la tercera fuerza por arriba de Guillermo Lasso.
Morona Santiago (52%), Bolívar (47,92%) y Cañar (44%) fueron las provincias donde Pérez tuvo mayor respaldo en este balotaje, hace cuatro años en estas mismas provincias ambas fuerzas obtuvieron en el mismo orden 7,87%, 8,95% y 10,75%.
Para Tanca el avance se debe a que el elector ya no es el mismo. “Es clara la evolución de ambos partidos de cara a esta elección y aunque hayan pasado cuatro años, el elector de hoy ha cambiado, ya no se identifica en el discurso dicotómico de correísmo y anticorreista”, manifiesta.

¿Cómo conquistar este electorado?

El pedazo más grande del padrón electoral se jugó entre el electorado joven.  Según las cifras del Consejo Nacional Electoral (CNE), del total de votantes el 38,6% estuvo conformado por los ciudadanos entre 18 y 35 años. “El elector está en búsqueda de la representación de sus causas más personales. Vemos como Yaku se apoderó de la causa ambiental, mientras que, Hervas se apoderó de la causa por los Derechos Humanos que tuvo un buen impacto en los jóvenes de ahí ese resurgimiento de ambos partidos”.

En estos primeros días rumbo a la segunda vuelta, ya se ha notado un cambio en el discurso del candidato de CREO, Guillermo Lasso, quien manifestó que escuchará a aquellos que votaron por distintas propuestas. En una rueda de prensa hizo hincapié en el medio ambiente, en "la ideología de género" y Derechos Humanos. Ahora incluso en su cuenta oficial de Twitter contesta los comentarios de manera individual a los usuarios, una fórmula que usó el candidato de la ID,  quien tuvo su mayor respaldo en Carchi (28,22%),  Loja (26,16%) y Zamora Chinchipe (24,8%). “Si algo nos queda como lección es que los votos no se endosan, sino que se tienen que ganar. En ese sentido ambos candidatos (Lasso y Arauz) deben trabajar con conectar con el elector que no los eligió en primera vuelta”, recalca Tanca, y agrega que ser flexible con los discursos, no supone “una traición ideológica, sino encauzar sus propuestas tomando en cuenta cómo ha cambiado el electorado".