Vida

Abogado sospechoso de crimen había sido homenajeado por la Policía

Abogado sospechoso de crimen había sido homenajeado por la Policía

“Por su valiosa labor, alto sentido de responsabilidad y profesionalismo demostrado en el desempeño de sus funciones...”. Son las palabras con las que empieza el texto de un reconocimiento dirigido al abogado Gabriel Enrique Jácome Espín, de 52 años, el miércoles 3 de junio.

El documento que certifica el homenaje fue firmado en Guayaquil por el entonces jefe del distrito Portete, coronel Juan Javier Silva Cabrera, pues el evento fue promovido por la Policía Nacional.

Y el 20 de octubre, a dos semanas de cumplirse cinco meses de aquel reconocimiento, los investigadores de la misma institución se encargaron de colocarle las esposas, en el hotel 9 de Octubre, ubicado en la calle del mismo nombre, en La Mariscal, en Quito.

En registros judiciales, Jácome adeuda $ 3.158 por pensión alimenticia de su hijo, desde octubre de 2020.

El jurista fue detenido porque en su contra había una orden detención, con fines investigativos, girada por la jueza Ruth Jaqueline Quevedo Pérez, de la Unidad Judicial de Garantías Penales de Guayaquil.

El documento fue elaborado luego de que el sábado 16 de octubre se descubriera, en la casa de Jácome Espín, el cadáver de la colombiana Janeth Henao Gallegos.

En el inmueble, situado en la ciudadela Álamos Norte, los peritos de Criminalística hallaron indicios y manchas de arrastre en diferentes habitaciones, mientras que el cuerpo de la extranjera tenía múltiples heridas de arma cortopunzante, según explicó el jefe policial del distrito Modelo, coronel Jefferson Valladares.

Foto de Sistema Granas (7190851)
El jurista con su reconocimiento, en junio de 2021.Cortesía

El oficial también precisó que el sospechoso había contratado a Janeth Henao en una casa de citas, la madrugada del jueves 14 de octubre. Después, la habría llevado a su vivienda, donde se cometió el hecho violento.

Jácome Espín fue considerado el principal sospechoso del asesinato, porque el delito fue perpetrado en su casa. Sin embargo, él no pudo dar una versión el día del hallazgo, porque se desconocía su paradero.

Es por eso que tras su aprehensión sería trasladado al Puerto Principal, para que pueda dar su declaración, de forma voluntaria, y también se determine su posición legal, pues de comprobarse indicios de su participación en el crimen, sería procesado por el delito de asesinato.

Jácome Espín, quien fue agente fiscal, registraba ocho detenciones, de acuerdo con información proporcionada por la Policía: 5 por estafa y 3 por robo, entre 1994 y 2005. Sin embargo, en los archivos de la Función Judicial también constaba en investigaciones por otros delitos, como un secuestro en 2016, del que fue exculpado.

Manifestación en Unidad Judicial

Amigas de la víctima llegaron con pancartas a la Unidad Judicial del Cuartel Modelo para exigir justicia por el asesinato de Janeth Henao, cuyo cuerpo aún permanecía en el Laboratorio de Criminalística del oeste porteño.