Vida

¡Arde la cárcel de Cotopaxi! Ocho reclusos y cinco policías heridos

¡Arde la cárcel de Cotopaxi! Ocho reclusos y cinco policías heridos

La tarde de este miércoles 21 de julio del 2021 se registró un amotinamiento en el Centro de Rehabilitación Social de Cotopaxi, el cual no ha sido controlado todavía.

Según el coronel Fernando León, coordinador de seguridad de los Centros Penitenciarios, hasta el momento existen ocho reclusos y cinco policías heridos. Dos de los uniformados fueron impactados con proyectiles.

Los privados de libertad fueron trasladados hasta el Hospital General de Latacunga con custodia policial para atender sus heridas. Se desconoce su condición de salud.

El coronel dijo que todavía no se registran personas fallecidas, sin embargo, hace pocos minutos ingresó la camioneta de Medicina Legal y personal de Criminalística. Además, personal del Cuerpo de Bomberos de Saquisilí colaboran con los heridos que siguen saliendo y son atendidos en las ambulancias que están ubicadas en el ingreso de la prisión.

Decenas de familiares de los reclusos esperan afuera de la prisión para conocer información de sus parientes. Personal del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Privadas de Libertad (SNAI) salió hasta las afueras de la cárcel con una lista de los nombres de los presos heridos y muchos de los presentes empezaron a llorar. "No los dejen morir, ¡Por Dios!", gritaban. 

Personal de la Fuerzas Armadas se encuentran resguardando el perímetro y se espera que lleguen unidades élite del Grupo De Operaciones Especiales (GOE) y del Grupo de Intervención y Rescate (GIR) desde la capital.

La alerta del motín llegó a las 16:00 al ECU 911, en la que se indicaba que se escuchaban disparos en los pabellones de mediana y máxima seguridad. Se presume que todo inició en el pabellón de mediana seguridad en el que los reclusos intentaron tomar el control de las celdas de máxima seguridad.

Motin - Cárcel - Cotopaxi
Los familiares esperan desesperados afuera de la cárcel por algo de información de los reclusos.Karina Defas