Vida

Contralora Valentina Zárate: 'aclaro: yo subrogo el cargo de contralor'

Entrevista a Valentina Zárate, Contralora General del Estado, quien reemplaza a Pablo Celi, mientras es investigado en el caso Las Torres, por supuestos actos de corrupción.


Al no haber titular en la Contraloría, por estar en investigaciones penales, ¿usted asume el cargo, amparada en la Ley Orgánica de la Contraloría?

He escuchado algunas voces contradictorias sobre si cabe o no la subrogación de subrogación. Aquí una aclaración, uno no subroga al subrogante, uno sobroga el cargo de contralor. Como funcionaria tengo que someterme al imperio de la ley. El artículo 33 de la Ley Orgánica de la Contraloría dice que en caso de ausencia temporal o definitiva, la subcontralora, en este caso, tiene que asumir la conducción institucional. Porque ninguna institución se puede quedar en acefalía.

¿Estaría en el cargo de contralora hasta que haya un Tribunal de Cuentas o hasta abril del 2022?

La Corte Constitucional, mediante una sentencia interpretativa en junio de 2019, ratificó que todo lo actuado por el Consejo de Participación Transitorio tenía validez plena. Entonces yo estoy a lo que dispongan otros poderes del Estado, porque si se hace un concurso de un nuevo contralor y se nombra a un titular, pues se entrega el despacho a esa persona; o si, por el contrario, el doctor Pablo Celi recobra su libertad, asumiría nuevamente las competencias. Esto solamente en un encargo, que a mí me ha dispuesto el artículo 33 de la Ley Orgánica de la Contraloría.


En la Contraloría del Estado hay un hoyo negro, el del desvanecimiento de las glosas. ¿Cómo mejorará la transparencia?

Últimamente hay en el imaginario colectivo una suerte de creencia de que desvanecer procesos en sí mismo ya representa en algún acto irregular. Un principio general de Contraloría es no perseguir a la gente. Se realiza un proceso técnico que se basa en descargo, es un análisis meramente documental. Entonces, en sí mismo, desvanecer no está mal... Ahora la información se encuentra levantada, ya tenemos nosotros en bases de datos institucionales, solamente que la Constitución también determina el derecho a la intimidad, no podemos publicar esa información.


Hay denuncias de que se han desvanecido glosas. Y en la web de la Contraloría no se encuentran datos de esos procesos...

Tengo que partir de un principio, las instituciones siempre son perfectibles, pero hay que entender que son procesos a veces gigantescos por el número de información y de expedientes que se tramitan. Siempre se pueden hacer mejoras, se pueden mejorar controles internos.

¿Y puede pasar lo que se está denunciando, que con presiones finalmente se desvanecen las glosas?

No podría pronunciarme mientras hay una investigación en curso, porque eso está a cargo de otra institución del Estado, la Fiscalía, institución con la que cooperamos y colaboramos permanentemente en la lucha contra la corrupción. No puedo pronunciarme sobre esto, porque yo no tengo acceso a la información del expediente fiscal.

¿Qué le gustaría hacer al frente de la Contraloría?

Yo soy una persona técnica. Me he formado y me he capacitado en esta institución, tengo mucho conocimiento de reestructura de normativas, de procesos. A veces pasos pequeñitos logran grandes cambios. Yo me pondría desde lo técnico a hacer un análisis y una valoración de nudos críticos, de cuellos de botella, de procesos de reingeniería que quizá necesitan una reingeniería para poder hacer que una institución tenga un trabajo más eficaz y efectivo.