Vida

Cuenca: Bebé muerto bajo una cobija

Cuenca: Bebé muerto bajo una cobija

Entre papeles, con reservas, se investiga el deceso de un bebé de tres meses de nacido. El protocolo de autopsia determina que la criatura habría sido estrangulada; pero, lo más escalofriante, es que sus padres estarían involucrados. Ambos son investigados.

La indagación se inició después que a las 04:10 del martes 14 de septiembre de 2021, desde el sector de Quinta Chica, al este de Cuenca, en la provincia del Azuay, el ECU-911 recibió una llamada de auxilio por emergencia médica.

Despacharon una ambulancia con paramédicos del Cuerpo de Bomberos y cuando los socorristas llegaron a una casa de dos pisos, se percataron que en una de las habitaciones, sobre una cama, yacía inerte el bebé sin signos vitales. Lo tenían cubierto con una cobija.

Al realizar la verificación del cuerpo, los rescatistas observaron que presentaba un surco alrededor del cuello, razón por la cual el hecho fue comunicado a la Policía.

Agentes de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (Dinased) llegaron a la casa y en una primera inspección retuvieron a una pareja, señalados como padres de la criatura. La pareja, de entre 25 y 30 años, se encontraba en la vivienda donde estaba el infante sin vida.

En el procedimiento respectivo y con el resultado del examen legal del bebé, el cual determinó que falleció a causa de una asfixia mecánica por estrangulamiento, la pareja fue llevada ante la Fiscalía.

AUDIENCIA

Se barajaron indicios de sospechas de responsabilidad de la muerte de la criatura en contra de los progenitores, por lo cual se les hizo audiencia de flagrancia y formulación de cargos.

En la diligencia cumplida la tarde del miércoles 15 de septiembre de 2021, entre la jueza de flagrancia, Paola Beltrán, y el fiscal de turno que tomó procedimiento, Cristian Gálvez, se dispuso prisión preventiva para investigaciones por 30 días a ambos padres.

Los abuelos del niño, tanto paternos como maternos, participaron de la audiencia, en la cual rindieron sus testimonios.

Al salir, los parientes se acogieron al silencio e indicaron que no podían decir nada, porque el caso está en investigación. También se negaron a contar si sus allegados detenidos tienen más hijos.

Los padres del bebé están de cara a un proceso que según el artículo 140, numerales 1 y 6, del Código Orgánico Integral Penal (COIP) sanciona el delito de asesinato con privación de libertad de veintidós a veintiséis años.

Según datos de la Fiscalía, un hecho similar de una muerte de un infante, en la cual se vieron involucrados sus padres, se registró hace tres años en Cuenca.

EL EXPERTO

Hay que valorar a la pareja

La psicóloga educativa Fabiola Jiménez considera como “dura realidad” y “difícil” hablar de desnaturalización de los padres, sin que ello justifique el hecho. Según la profesional, en este caso hay que valorar psicológicamente a la pareja de padres para descubrir las razones que habrían llevado a atacar a su niño. “Sin ello no se puede dar una opinión de mayor valor”, acotó.