Vida

Después de un accidente, a un motociclista lo declararon muerto pero despertó antes de la autopsia

Después de un accidente, a un motociclista lo declararon muerto pero despertó antes de la autopsia

El regreso de los muertos a la vida es, hasta el momento, producto de las películas de terror o de ciencia ficción. Aunque un caso ocurrido en la India estremeció a más de uno: un hombre volvió a la vida justo antes de que un especialista médico empezara a hacerle la autopsia.

El conductor de la moto quedó en estado crítico. Los paramédicos acudieron al lugar casi de inmediato y brindaron los auxilios de rutina. Se supo que el motociclista era un hombre de 27 años.

Mientras las autoridades hacían lo posible por contactar a los familiares y personas cercanas, el hombre fue trasladado a un centro de salud de la ciudad.

Dice la ‘AFP’ que, aunque no se ha revelado el nombre de la clínica, esta es de carácter privado.

El hombre ‘batalló’ por su vida durante varias horas hasta que fue declarado como muerto por los especialistas del hospital.

La ‘resurrección’
La conmoción de los familiares y conocidos era abismal. Todos lloraban la pérdida de su ser querido.

Se decidió, entonces, trasladar el presunto cadáver a un hospital público con el fin de llevar a cabo la autopsia y los preparativos necesarios para el cuerpo.

Una vez en la mesa de autopsia, el hombre ‘revivió’.

Según el relato de los familiares del ‘exdifunto’ a los medios locales, un patólogo percibió inusuales movimientos en las extremidades del cadáver momentos antes de la autopsia, por lo cual pidió una segunda revisión al estado del cuerpo.

En efecto: el hombre accidentado estaba vivo. De inmediato lo pasaron de la morgue a una habitación con el fin de acompañar su recuperación por completo. También se espera llevar a cabo varios análisis para definir qué fue lo que sucedió.

Además de ello, las autoridades iniciaron una investigación para conocer las verdaderas causas del error casi fatal.

Un funcionario, que habló ante los medios, dijo que algunos de los encargados de declarar muerto al hombre han mostrado señales de “mal criterio” en ocasiones anteriores.