Vida

Dos asesinatos en Quito, sicarios se 'desataron'

Dos asesinatos en Quito, sicarios se 'desataron'

Dos asesinatos al estilo sicariato ocurrieron ayer en la zona sur de la capital. El más reciente fue durante el mediodía, al interior de una cevichería, en Santa Bárbara.

Allí, un hombre fue acribillado mientras almorzaba. Su cuerpo estaba tumbado entre las sillas metálicas del restaurante.

Eran las 13:30 cuando un auto plomo llegó hasta el sitio. Varios sujetos se bajaron e ingresaron al negocio. Dispararon algunas veces y huyeron en ese automotor. La víctima, de unos 25 años, murió al instante. Otros tres resultaron heridos.

Luego del ataque, la policía acudió al lugar. Una cinta amarilla separaba la escena de los curiosos. Dentro del local, los miembros de Criminalistica levantaban indicios del hecho. Envueltos en sus trajes blancos recorrieron el pequeño local que, según los vecinos, suele estar lleno. Sin embargo, nunca antes habían visto la camioneta gris que, supuestamente, pertenecía a la víctima.

Los uniformados también revisaron ese auto, en busca de evidencias que los ayuden a esclarecer los hechos. Durante las pericias, una joven vestida con un saco negro se acercó al punto. “¡Es mi hermano!”, gritaba la chica, mientras agentes custodiaban la cevichería

SICARIATO EN SANTA BAR (7046059)
La hermana del asesinado en el restaurante llegó durante las pericias.GUSTAVO GUAMAN

En Santa Bárbara la inseguridad preocupa a los vecinos, y el asesinato del hombre causó terror. “Se ha vuelto complicado, pero nunca habíamos visto algo así. Yo escuché unos ‘truenos’ y gritos”, relató una mujer que prefirió dejar su nombre en reserva.

“Amigo, no me dejes morir”

FAMILIARES FALLECIDO (7045953)
Los parientes de Quiñónez, asesinado en un chongo, fueron hasta la morgue.Gustavo Guamán

Doce horas antes, un hecho parecido sucedió con Cristóbal Quiñónez, quien quedó tendido sobre un charco de sangre al interior de un centro de diversión nocturna ubicado en la avenida Maldonado, sur de Quito. Sucedió luego de que desconocidos lo balearon la madrugada de ayer.

Todo comenzó a las 22:00 del viernes. Quiñónez cerró su restaurante y se reunió con un amigo. Tenían planes de beber unas copas. Justos recogieron a otros dos colegas y fueron hasta La Mena, también en el sur de la ciudad, en busca de un ‘chongo’. Sin embargo, lo hallaron cerrado. Así que cerca de la medianoche fueron hacia La Ecuatoriana, asimismo en el sur. Allí, ubicaron otro night club y entraron.

Nada en aquel sitio los hizo presentir la tragedia. Durante la madrugada, todo transcurría con normalidad, hasta que uno de los amigos de la víctima fue al baño. Estando allá, él oyó los balazos.

A su regreso vio a Quiñónez, de 41 años, malherido. “Amigo, no me dejes morir”, le dijo el agonizante.

Los allegados pidieron ayuda a los encargados del ‘chongo’. En un taxi, el herido fue trasladado a una casa de salud del sector. Sin embargo, horas más tarde los médicos confirmaron su deceso.

Los parientes de Quiñónez fueron a la morgue de la Policía en el occidente de la ciudad, para retirar el cuerpo.