Vida

Mateo Villalba: 'Ecuador está obligado a encontrar un equilibrio en la gestión del BCE'

Mateo Villalba: 'Ecuador está obligado a encontrar un equilibrio en la gestión del BCE'

¿En qué países funciona un banco central independiente y en cuáles no?
Funciona en países desarrollados, con instituciones fuertes y sistemas democráticos consolidados, con el objetivo principal de mantener una inflación baja, estable, pero positiva; y, de manera secundaria, un nivel aceptable de empleo. Es un paradigma menos dominante en los países en vías de desarrollo, con instituciones débiles y élites económicas bien organizadas y con gran ­capacidad de acción colec­tiva para cooptar el poder político, en materia monetaria y financiera, por medios no electorales.

En el 2008 se le restó independencia al Banco Central del Ecuador (BCE), ¿qué efecto tuvo?
La independencia legal del BCE fue una “independencia de papel” que no se cumplió nunca en la práctica y dio resultados muy malos. Por eso, la gente votó por desmantelar la independencia legal del BCE al aprobar la Constitución en el 2008, esto tuvo efectos positivos (mitigar recesiones) y negativos (menor resiliencia del esquema monetario), que se requieren poner en una balanza.

¿Hubo excesos en el manejo de la liquidez del Central en 2014 yen 2016?
No,en el 2014. Sí, en el 2016. Todos los créditos del BCE al Gobierno Central realizados el 2014 fueron operaciones calzadas, de corto plazo (menos de 180 días), sujetas a una programación de sostenibilidad y siempre se pagaron al vencimiento, hasta mediados de 2015, por lo que no se afectó el nivel de reservas internacionales ni se comprometieron las capacidades operativas del BCE. En 2016, el mismo tipo de operaciones se realizó sin que estuvieran sujetas a una programación de sostenibilidad, por eso nunca más volvieron a pagarse en efectivo por parte del Ministerio de Finanzas.

¿Recibió presiones como gerente del BCE de la época para prestarle en exceso a Finanzas?
Sí, no fue una sorpresa. Según los estudios de Capie y Wood: “La independencia de los bancos centrales nunca ha sobrevivido a una crisis y nunca podrá hacerlo”. Las presiones se iniciaron con la caída del precio del crudo, a partir de septiembre del 2014.

¿Cuál sería un nivel sostenible de préstamos del BCE a Finanzas?

Un nivel que permita al BCE aportar a la generación de empleo y crecimiento económico sin comprometer la sostenibilidad del esquema monetario. La respuesta correcta no es cero ni tampoco todo lo que necesite el Ministerio de Finanzas para solventar sus necesidades ilimitadas de financiamiento.

Tras la negativa a trámite de la ley de defensa de la dolarización, ¿Ecuador no debería pensar más en ajustar el manejo al BCE?
No, Ecuador está obligado por su situación económica a encontrar un equilibrio para la gestión de su banco central. Pero si revisa el contenido de ese proyecto de ley, va a descubrir que no hay ningún equilibrio sino una propuesta sesgada. En la práctica, dicho proyecto de ley plantea un BCE que se enfoque en brindar coberturas a entidades privadas para apoyar sus fines de lucro, que se preocupe solo por la estabilidad de precios -que paradójicamente ya está resuelta por la propia dolarización- y que abandone todo intento de apoyar la actividad económica, la creación de empleo, el crecimiento y el desarrollo. Esto no es el modelo del banco central independiente que impera en el mundo, se parece más al modelo de la banca de emisión que operó en la llamada plutocracia bancaría en Ecuador entre 1912 y 1925.

¿Cómo lograr equilibrio?
Con dos elementos. Uno, la conformación de un cuerpo colegiado directivo del BCE, más plural y participativo; y dos, garantizando la formación académica, la estabilidad laboral y la carrera de los funcionarios técnicos del BCE, regulando los mecanismos de “puertas giratorias” (que pasen del BCE a la banca ­privada y viceversa), para ­incrementar sus capacidades técnicas y afianzar su ética profesional.

¿Qué rol debe jugar un banco central en una economía como la nuestra?

Garantizar la sostenibilidad del esquema monetario y el adecuado funcionamiento del sistema de pagos; pero también debe ayudar a enfrentar choques económicos adversos y mitigar las fluctuaciones del ciclo económico, en la medida de lo posible y sin sacrificar la sostenibilidad monetaria. La forma de lograrlo es construyendo una institucionalidad que ponga contrapesos balanceados tanto al posible abuso del Gobierno Central como al posible abuso privado con fines de lucro.

Su trayectoria

Economista por la PUCE y máster en Economía por la Flacso, donde también ha cursado el programa de Doctorado en Economía del Desarrollo. Fue gerente del BCE. Actualmente es catedrático universitario.