Vida

Padre de niño asesinado en la heladería: "Quiero creer que todo ha sido una pesadilla"

Padre de niño asesinado en la heladería:

Devastado. Así está Tomas Obando desde el pasado domingo. La tarde de aquel día su primogénito fue asesinado a tiros, mientras esperaba por un helado, en un local ubicado en las calles Rosa Borja de Icaza y Maracaibo, al sur de Guayaquil.

Ahora llegar a su hogar lo agobia y lo llena de tristeza, porque en esa casa ubicada en el Barrio del Seguro, sur porteño, se forjaron los momentos que compartió con su niño y que sabe no volverán.

Confiesa que al entrar a su domicilio su piel se eriza y sus ojos se llenan de lágrimas, porque de su mente no se borran los dos últimos días que compartió con su hijo.

“El sábado lo llevé al trabajo, pasamos todo el día juntos; la mañana del domingo comimos encebollado. Por eso al llegar a casa me parece verlo en la puerta, esperándome y diciéndome ‘papá, ya vamos a jugar, ya estoy listo’. Cuando me acuesto quiero despertar y pensar que todo ha sido una pesadilla, pero reacciono y sé que no es así, que nada me lo devolverá y que no volveré a ver su sonrisa y a jugar con él”, relata con impotencia.

3 días después de su asesinato, el niño fue sepultado en el cementerio Parque de la Paz del cantón Durán.

Tomás también cuenta que desde el domingo su esposa no ha vuelto a casa, porque para ella ha sido más difícil asimilar la muerte de su hijo.

“Desde la pandemia mi señora ha tomado todos los cuidados, no me permitía abrazar a mis hijos hasta que me desinfectara y cuando veíamos noticias de personas asesinadas nos decíamos eso nunca nos va a pasar, pero esta ciudad y este país están mal, ahora uno sale a la calle y ya no sabe si va a regresar vivo”, reflexiona.

Admite que la tarde en que su hijo fue asesinado y mientras esperaba en la clínica, no creía lo que estaba pasando, “pero luego salió el doctor y me dijo: ‘hemos hecho todo lo posible, pero su hijo llegó sin signos vitales, la bala entró al corazón’. En ese momento me dije ¿por qué no me entró a mí? ¿Por qué a mi niño?”, expresa.

Con globos blancos, los cuales fueron elevados al cielo, fue despedido el niño asesinado.
Con globos blancos, los cuales fueron elevados al cielo, fue despedido el niño asesinado.Cortesía
Estamos recabando información para dar con el partícipe del asesinato. Aún no se establece si es la misma persona”.Iván Balladares,
jefe de la Dinased

Además, confiesa que cuando se convirtió en padre trató de emular los momentos que de niño compartió con sus progenitores y sus tíos, quienes con frecuencia lo llevaban a esa misma heladería donde cuatro disparos acabaron con la vida de su hijo, su amigo y su compañero de juegos.

Investigación

Policía coteja si se trata del mismo ladrón

Han transcurrido más de 72 horas del asesinato del niño de 11 años y la Policía todavía no ha dado con el delincuente que ocasionó su muerte.

El coronel Iván Balladares, jefe de la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida y Muertes Violentas, Zona 8, explicó que aún no se ha podido determinar si el hombre que aparece en un vídeo, un día antes, robando en un negocio del sur de Guayaquil, es el mismo que el domingo entró a la heladería donde se hallaban el niño, su padre y su hermanita.

Este hombre sería el responsable de la muerte del menor de edad.
Este hombre sería el responsable de la muerte del menor de edad.Captura de pantalla

“Las imágenes están en un proceso técnico y científico. Es Criminalística que puede establecer si se trata de la misma persona. Todo lo investigado se recaba y se pasa a orden de la Fiscalía”.