Vida

¡Pinchazo sin discrimen!

¡Pinchazo sin discrimen!

Estaba ansiosa, pero al recibir la primera dosis de la vacuna contra la COVID-19, Susana sintió que le quitaban un peso de encima. No tuvo que hacer una larga fila ni escuchar algún comentario discriminatorio por ser integrante de la población LGBTI (lesbianas, gais, bisexuales, transgéneros, transexuales e intersexuales).

Por evitarse un mal rato en algún centro de vacunación, la trabajadora sexual no había acudido a inocularse, sino hasta el miércoles. Ese día, ella y otras 119 personas fueron vacunadas como parte de una iniciativa entre la fundación Casa de las Muñecas y el Ministerio de Salud Pública (MSP).

“No pude asistir a la vacunación regular. Siempre hay estereotipos, estigmas, burlas y rechazos hacia nosotras que somos trabajadoras sexuales LGBTI”, comentó Susana.

Su testimonio coincide con el de otras asistentes, quienes mencionaron lo duro que resulta esperar un turno para una vacuna y exponerse a actos de exclusión.

Mariasol Mite, presidenta de la mencionada fundación, dijo que antes de definir la fecha de inmunización, visitaron a las sexoservidoras de la población LGBTI para invitarlas a la campaña. Algunas contaron que tuvieron que retirarse de la fila el día que les tocaba la vacunación, por las actitudes del resto de ciudadanos.

“Creímos importante tener un espacio propio de vacunación para que no haya deserción. Indudablemente aún, en pleno siglo XXI, vivimos discriminación”, manifestó Mite.

60 personas de la población LGBTI murieron por el virus en Guayaquil, según la oenegé.

Según ella, esa problemática puede influir en que una parte de la población LGBTI desista de vacunarse. Por eso se coordinó que una delegación del MSP les facilite el proceso.

La planificación se efectuó de tal manera que se dividió a las personas beneficiadas por grupos, para que asistan en horarios distintos y evitar así las aglomeraciones.

FALTAN MÁS

Mite indicó que probablemente falten muchos más LGBTI por vacunarse. No hay una cifra exacta de cuántos podrían ser, pues no existen estadísticas claras de esta población en la sociedad.

Gabriela Estrada, reina de la comunidad LGBTI 2020- 2021, mencionó que, teniendo en cuenta esa circunstancia, procurará recorrer Guayas y otras provincias para incentivar y promover que más personas acudan a vacunarse.

image
Gabriela, reina LGBTI, dice que promoverá la vacunación en otras provincias.Álex Lima / EXTRA

Una de las metas es que las sexoservidoras puedan completar su esquema de inoculación, pues por su actividad laboral están expuestas a un contacto físico más estrecho.

CLIENTES RELAJADOS

Susana señaló que desde la pandemia se ha topado con usuarios conscientes, que sí respetan las medidas de bioseguridad al momento de tener un encuentro sexual; pero a otros, en cambio, no les importa cuidarse del virus.

“Hay usuarios que no tienen mascarillas. También los que ya se han vacunado y piensan que no deben seguir usándolas”.