Vida

Policía halló evidencias enterradas

Policía halló evidencias enterradas

Hasta debajo de la tierra buscan evidencias de un presunto negocio ilegal de captación de dinero en Quevedo, provincia de Los Ríos.

Decenas de agentes policiales cerraron la mañana del jueves 29 de julio la entrada al rancho San Vinicio, en el kilómetro 1 y medio de la vía a Valencia. No se permitió el acceso a la prensa.

Hasta el cierre de la edición no existió ninguna fuente oficial que permita conocer qué era lo que se buscaba en el sitio. Sin embargo, moradores que transitaban por la zona se sorprendían al ver que un vehículo habría estado enterrado dentro del inmueble.

La Fiscalía, en la red social Facebook, también expuso que en el sitio donde hacían las excavaciones se encontraron chalecos y ropa parecida a la de la Policía.

Además encontraron insignias también similares a la de los uniformados y supuestas placas de vehículos policiales.

La nueva fiscal provincial de Los Ríos, Karina Guanopatín Mendoza, acotó que actualmente se ejecutan dos investigaciones: una que la realiza la unidad especializada de Quito, por el delito de captación ilegal de dinero; y la otra sería por las denuncias recibidas por tres personas, quienes han sido víctimas de estafa masiva.

Otro panorama

Mientras tanto, en la ciudad de Quevedo se empieza a ver un nuevo panorama por parte de ciudadanos que estarían cobrando el dinero que fue depositado a Miguel Ángel Nazareno, dueño de la plataforma Big Money.

Grupos de personas, cuatro máximo, se reúnen a pocos metros de distancia cada uno hasta llegar a la casa de Nazareno.

Lo hacen a partir de las diez de la noche y empiezan aglomerarse desde la vía principal, frente al Unidad de Vigilancia Comunitaria, en Quevedo.

Nadie se refiere al tema con detalles. Solo dicen que lo hacen porque conocen que en horas de la madrugada les realizan los pagos.

De la cancelación no hay testimonios que lo certifiquen.