Vida

Salinas: Aguaje retuvo a turistas en islote

Salinas: Aguaje retuvo a turistas en islote

El no conocer el comportamiento de las mareas, por poco les cuesta la vida a dos jóvenes quiteños, la tarde del lunes 26 de julio de 2021, cuando quedaron atrapados en un islote, ubicado a 500 metros frente a la costa del puerto Anconcito, en la provincia de Santa Elena.

En su caminata por la playa, los turistas optaron por ir hasta el montículo de tierra, pero no se dieron cuenta que la pleamar había empezado y cuando intentaron regresar a la playa, ya todo estaba cubierto de agua.

Unos pescadores que pasaron en una lancha cerca del islote se dieron cuenta de los dos muchachos.

Los turistas desesperados levantaban sus manos en señal de auxilio. Los artesanos no pudieron acercarse porque el área es rocosa y el fuerte oleaje podía virar la embarcación, entonces avisaron a la central de emergencia 911.

Para ponerse a buen recaudo los dos jóvenes subieron a la cima del islote y allí esperaron la ayuda.

thumbnail_los dos turistas rescatados
Los dos turistas rescatados con mucho frío.Joffre Lino

El suceso movilizó a bomberos, personal de Gestión de Riesgos del Municipio de Salinas, buzos y surfistas.

El aguaje hizo que la acción se demorara porque en esa área se forman las olas y las corrientes marinas son muy fuertes. La oscuridad de la noche fue otro factor en contra.

Decenas de personas se congregaron en la orilla de la playa de Anconcito para ser testigos del rescate y entre ellos comentaban las acciones.

Una vez que empezó a bajar la intensidad de la marea, un grupo de surfistas, habitantes de este puerto, llegaron al islote y rescataron a los quiteños que temblaban por el intenso frío de haber permanecido cinco horas a la intemperie.

“Les pedimos que estén serenos y que se agarren de nuestras espaldas. Se les recomendó que por nada del mundo se desprendan y así nadamos encima de nuestras tablas hasta regresar a la playa”, narró el surfista Alán Muñoz, quien fue el primero en llegar al islote por el rescate.

Cuando los turistas arribaron a tierra firme, los paramédicos le dieron los primeros auxilios. Los asustados bañistas pidieron agua y agradecían a todos por la ayuda.

Los allegados de los quiteños que viven en Anconcito corrieron a abrazarlos.

“Gracias a Dios están bien, sin duda esto no van a olvidar jamás. Recién habían llegado a vacacionar unos días acá y por poco no viven para contarlo”, narró una mujer que estuvo presente y se unió a los aplausos y vivas en favor de los surfistas que rescataron a los quiteños.