Vida

Se fue a 'pegar' un encebollado y lo acribillaron

Se fue a 'pegar' un encebollado y lo acribillaron

Dos sujetos en moto asesinaron a Jaime Cedeño Rendón, de 35 años, a escasos 50 metros de la vivienda donde. El hecho se produjo la mañana de este 14 de septiembre de 2021, en la avenida 33 y calle 16, del sector Virgen del Carmen, en el cantón La Libertad.

Cedeño Rendón, conocido como Matatán, había salido de su vivienda a comerse un encebollado en la esquina de su casa, cuando en un instante fue sorprendido a bala. La víctima cayó bañado en sangre, mientras sus verdugos escaparon a toda carrera.

Los tiros alarmaron a la colectividad. De inmediato, decenas de curiosos se acercaron al sitio donde yacía Matatán. Junto a su cuerpo inerte quedó el plato con la comida que estaba degustando.

“¡Porqué lo mataron! ¡malditos miserables!”, gritaban tres mujeres que se acercaron al cadáver, antes del arribo de los policías. Las féminas no encontraban consuelo ante el hecho. Los amigos del occiso recriminaban a las autoridades por tanta inseguridad.

Matatán
Matatán se estaba comiendo un plato de encebollado.JL

La escena del crimen fue cerrada por los peritos policiales. En el lugar, los investigadores determinaron que fueron siete los tiros disparados por los asesinos. A decir de los testigos, los verdugos vestían ropa negra y cubrían sus rostros con cascos. “Desde la misma moto les dispararon. No se bajó nadie”, comentó un morador.

La policía desplegó un intenso operativo para encontrar a los asesinos. Los uniformados allanaron la residencia del ahora occiso. José Vargas Alzamora, jefe de la policía en Santa Elena, informó que el fallecido tenía antecedentes penales por robo, hurto y porte ilegal de armas. "En su historial penal constan cinco detenciones" informó el oficial. Laboraba como comerciante de pescado en el puerto de Santa Rosa.

Las investigaciones apuntan que este nuevo hecho de sangre está relacionado con los otros veintidós asesinatos al estilo sicariato que se han producido desde finales de marzo hasta la presente fecha en la península.

“Hasta cuándo tantos crímenes. Lamentablemente esto ya se salió de la mano de las autoridades. Es muy lamentable que la provincia de Santa Elena se convierta en una zona violenta como otras ciudades del país. Extrañamos la tranquilidad de antes”, señaló el morador José González.