Vida

Sepultaron a motorizado accidentado en Quevedo

Sepultaron a motorizado accidentado en Quevedo

La motocicleta con la que se accidentó Jaime Dayr Portilla Párraga fue arreglada por sus panas de ruedas, quienes en pleno velorio la pusieron 'papelito' para que lo acompañe hasta su última morada.

En el traslado hasta el cementerio general de la ciudad de Quevedo, provincia de Los Ríos, también estará presente su hermana, Karen Portilla, quien la noche del viernes 11 de junio fue detenida, pero en la audiencia de flagrancia recibió medidas sustitutivas. La Fiscalía abrió cargos debido a que supuestamente interfirió en los trámites para el traslado del cadáver al centro forense.

Esto debido a que ellos, en medio de su dolor, aseguraban que el accidentado se movía por lo que creyeron que un milagro de vida se podía dar y no permitieron que lo ingresen a la morgue.

La noche del jueves 10, luego del percance ocurrido en la vía Quevedo-El Empalme, lo llevaron a su casa en el sector El Pantano, y con un doctor particular se llenaron de esperanzas luego de que les dijera que todavía tenía signos vitales.

“Lo llevamos a varias clínicas donde no lo quisieron recibir, aunque tenía signos vitales, y nos mandaron a internarlo a otro lado”, refirió su hermana.

Para ellos era un verdadero milagro y en medio de su desesperación solo querían llevarlo hasta una casa asistencial en Guayaquil o Santo Domingo, donde pudieran atenderlo. Sin embargo, no lograron el propósito.

Previo al sepelio de Dayr, sus amigos levantaron una pancarta expresando su último adiós. Además, le colocaron la bandera de Barcelona, equipo de fútbol con el que se identificaba en todo momento y repararon su moto, pues Dayr les habría indicado que si se accidentaba quería que su moto lo acompañara hasta el final.